Hace tiempo que la ortodoncia en adultos dejó de estar mal vista. Ya no nos sorprendemos cuando nos encontramos a un amigo ya “talludito” con aparatos en los dientes o a un presentador de informativos. Con naturalidad hemos visto hace unos días en el Puerto de la Cruz, a la Reina de las Fiestas luciendo sus brackets orgullosa. Pero no siempre sabemos cuál es el mejor momento para empezar la ortodoncia.

Pero, ¿cuándo empezar la ortodoncia, en caso de poder elegir?

reina ortodoncia

Nunca es tarde para empezar, eso tenemos que tenerlo muy en cuenta. La ortodoncia puede arreglar muchos problemas, que ni sabíamos que se debían a una mala oclusión dental;

  • dolores de cabeza
  • problemas de espalda y posturales
  • de la articulación de la mandíbula
  • de oído
  • bruxismo
  • fonación
  • estéticos
  • y por supuesto problemas con la masticación y la digestión, entre otros.

Y sin duda el mejor momento es cuando todavía somos niños.

edad para empezar la ortodoncia

¡Entonces! ¿Cuándo deberíamos visitar al ortodoncista? 

Entre los 8 y los 18 años, es cuando el crecimiento óseo no ha finalizado y todavía se está produciendo el cambio de la dentición temporal por la definitiva. Es entonces cuando es más sencillo lograr la alineación de los dientes, pues dichos factores facilitan el movimiento de las piezas dentales. Los tratamientos serán más sencillos y rápidos.

Es más, la Dra. Sonsoles Pérez Tamajón señala que es recomendable una primera visita al ortodoncista a los 6-7 años de edad. Va a coincidir con la erupción de los primeros molares permanentes. Entonces podremos detectar posibles malos hábitos que puedan alterar el crecimiento facial, como por ejemplo, la respiración oral o la deglución infantil o atípica. Es muy importante a esta edad detectar alteraciones en el crecimiento de los maxilares y trastornos de la erupción de los dientes definitivos derivados a veces de la falta de espacio en la boca. Por eso, en determinados pacientes es muy importante un diagnóstico precoz y un tratamiento  de ortopedia de los maxilares que mejorará el resultado final y el perfil facial del paciente.

En el caso de los adultos, cuando el crecimiento óseo ya ha finalizado, los tratamientos correctivos pueden requerir intervenciones quirúrgicas adicionales a los aparatos. También cualquier complicación derivada de otros tratamientos en el dentista como el uso de coronas, relleno de cavidades y caries o endodoncias, puede dificultar que el ortodoncista logre el resultado apropiado. Aún así los resultados de la ortodoncia en adultos son cada día mejores.

No lo dudes, lo mejor es hacer una visita a un especialista en ortodoncia que valore nuestro caso y que nos aconseje de cuándo y cómo resolver nuestros problemas de oclusión.

En la Clínica Ortodent, estudiaremos tu caso y te diremos si necesitas tratamiento y cuándo es el mejor momento para empezar la ortodoncia en caso de que sea así.